Con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar el rendimiento de www.construdata21.com, le informamos de que esta web utiliza cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Blog

En nuestro blog encontrará noticias de actualidad del sector de la construcción, interesantes reportajes sobre los proyectos internacionales más asombrosos, compartiremos casos de éxito de nuestros clientes y novedades de Construdata21.

Construye la casa de tus sueños, ¡lleva a cabo TuObra! (Parte 2)

Construye la casa de tus sueños, ¡lleva a cabo TuObra! (Parte 2)

24 de October de 2013

Manos a la obra

Ya estamos más cerca de materializar nuestro sueño, después de todo este papeleo toca buscar una empresa constructora que ejecute el proyecto. Lo ideal es buscar varias opciones, lo óptimo sería 3-5 empresas diferentes. A las elegidas, les entregaremos una fotocopia del proyecto y les mostraremos la ubicación de la obra para que lo estudien y nos puedan hacer un presupuesto lo más exacto posible. Fijaremos una fecha máxima para que las distintas constructoras entreguen sus propuestas, es aconsejable también, antes de decidirse por una u otra, visitar alguna de sus obras para ver cómo trabajan.

El presupuesto que se firme debe incluir todos los datos de la empresa constructora (nombre, dirección CIF, sello, nombre del representante legal y firma) y ambos deben quedarse con copia original del contrato. En base a la propuesta inicial de la constructora, debemos fijar el precio total de la obra. Es deseable que se firme sobre precios de los materiales cerrados pero la mediación de la casa debe quedar abierta, ya que esto asegura la posibilidad de realizar cambios sabiendo, en todo momento, lo que constaran. Si los hubiera, es muy importante que queden por escrito a través de una orden de cambio. La forma de pago es negociable pero lo más habitual es que el constructor solicite un porcentaje antes de empezar las obras (no superior al 20% del coste total de lo presupuestado) y, posteriormente, cada mes emita las Certificaciones de Obras que no son más que facturas que recogen el trabajo realizado hasta el momento.

La obra pasará por diferentes fases hasta su conclusión: movimiento de tierras y vaciado, cimentación, estructura, red de saneamiento, albañilería, aislamiento e impermeabilizaciones, fachadas, cubiertas, solados y alicatados, acabados y falsos techos, cerrajería, carpintería exterior e interior, electricidad, fontanería, instalación de gas y calefacción, pinturas, vidrios y cerramiento de la parcela, jardinería, etc.

¿Y después?

Una vez concluidas las obras, el arquitecto emitirá el Certificado Final de Obra y el Libro de Órdenes que recoge los cambios y revisiones de sus proyectos. Estos documentos también deben estar visados en el Colegio Oficial de Arquitectos. Una vez aprobados, tendremos que presentarlos en el Ayuntamiento para poder solicitar la Licencia de Primera Ocupación (precio variable en función de m2, paso de vehículos, zona, etc.).

Llegados a este punto, ya se pueden solicitar las conexiones de agua, luz, gas y teléfono a las distintas compañías.

Nos dirigiremos ante el Notario nuevamente para firmar la escritura de Obra Nueva (unos 600€), pagaremos el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que supone entre el 0,5% y el 1% sobre el valor escriturado, e inscribiremos nuestra nueva vivienda en el Registro de la Propiedad (unos 250€).

Ahora sí que si…¡Bienvenido a tu nuevo hogar!

¿Pensando en construir tu propia casa? Prueba nuestro nuevo servicio: TuObra

 

Fuente: Texto/Imagen