Con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar el rendimiento de www.construdata21.com, le informamos de que esta web utiliza cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Blog

En nuestro blog encontrará noticias de actualidad del sector de la construcción, interesantes reportajes sobre los proyectos internacionales más asombrosos, compartiremos casos de éxito de nuestros clientes y novedades de Construdata21.

El futuro se construye con materiales increíbles ¡conócelos!

El futuro se construye con materiales increíbles ¡conócelos!

17/11/2017

Hoy queremos compartir con vosotros los cinco materiales que se proponen cambiar los procesos de construcción en un futuro no muy lejano:

Hidrocerámica: El aire acondicionado sin aire

Creada por estudiantes del Institute of Advanced Architecture of Catalunya (IAAC), la hidrocerámica se compone de burbujas de hidrogel, que son capaces de retener hasta 400 veces su volumen en agua, y se combinan con materiales de soporte como cerámica y tela. Cuando hace calor, las esferas evaporan su contenido y reducen la temperatura de la habitación.

Funciona como un dispositivo de enfriamiento por evaporación que reduce la temperatura hasta cinco o seis grados y aumenta la humedad. La inteligencia pasiva hace que su rendimiento sea proporcional al calor en el ambiente exterior: enfría más cuando hace más calor fuera.

Un panel solar dentro de un bote de spray

Investigadores de la Universidad de Sheffield (Países Bajos) han creado un spray que tiene la capacidad de transformar cualquier tipo de superficie en un panel de energía solar gracias a un mineral llamado perovskita. Aunque esta tecnología está aún desarrollo, de ser viable y eficaz supondría decir adiós a los costosos paneles solares, con lo que se ahorraría el dinero de su construcción y el espacio en los que se emplazan, tanto en los edificios como en las grandes extensiones de tierra donde se ubican los huertos solares.

Estos paneles solares creados con spray obtienen un 20% de la energía que proviene de los rayos del sol, un 5% menos que con las placas solares de silicio (25%).

Breathe Brick: El ladrillo que se come la contaminación

Breathe Brick está diseñado para formar parte del sistema de ventilación normal de un edificio, con una fachada de doble capa de los ladrillos con los ladrillos especialistas en el exterior, complementado por una capa interna que proporciona aislamiento estándar. El centro de la función de Breathe Brick es la filtración ciclón, una idea tomada de aspiradoras modernas, que separa las partículas contaminantes pesadas del aire y las deja caer en una tolva desmontable en la base de la pared.

Resinas y hormigones que se reparan solos

Investigadores de la Universidad de Alicante han creado una resina transparente y flexible capaz de autorrepararse tras ser cortada. Para que suceda este milagro basta con poner juntas las dos partes separadas y en unos 15 segundos ya estará como antes.

Por si fuera poco, también tiene memoria de forma. Es decir, si se manipula o aplasta recuperará la forma en la que estaba en tan sólo unos pocos segundos. Este material está en fase experimental pero es obvio que de ser viable, tendrá múltiples aplicaciones en la construcción, como, por ejemplo, en cerramientos y reparaciones.

En la misma línea, investigadores de la Universidad Tecnológica de Delft (Países Bajos), han desarrollado un biohormigón capaz de repararse a sí mismo. ¿Cómo? Consiste en introducir en el hormigón unas cápsulas que contienen bacterias y lactato de calcio. Si en el edificio tratado con esta tecnología aparece una grieta, la próxima vez que llueva el agua romperá las cápsulas que liberarán a las bacterias que una vez libres crearán una reacción química que crea caliza solidificada e insoluble, y repara por completo la grieta.

Compoplak: el sustituto del ladrillo

También en Alicante, la compañía Grupo Valero desarrolla este producto. El Compoplak está compuesto por paneles formados por una combinación de kevlar, fibra de vidrio y fibra de carbono, que resultan hasta un 30% más económicos y tres veces más resistentes que un tabique de ladrillo.

Eficiente y ecológico, el Compoplak produce 100 veces menos residuos que el ladrillo tradicional y es reciclable al 100%. Además, es aislante, con lo que mejora el rendimiento y reduce el gasto energético hasta en un 50% respecto a los materiales convencionales.

Estos y otros muchos materiales ya están disponibles para implantarse en la construcción. Otros, en cambio, tienen que investigarse más, pero lo cierto es que cada vez aparecen y se incorporan más elementos constructivos que abogan por la sostenibilidad, la resistencia y la eficiencia energética.

Fuente: Texto/ Foto