Utilizamos cookies analíticas de Google para realizar un análisis estadístico del tráfico web y mejorar la interacción con los usuarios. Puede configurar las cookies o aceptarlas, según nuestra política de cookies. Al clicar en "Aceptar" o "SI CONTINÚA NAVEGANDO", ACEPTA SU USO.

Blog

Techos verdes: ¿Moda o necesidad?

Techos verdes: ¿Moda o necesidad?

14/09/2015

Cada vez más las edificaciones buscan ser más amigables con el medio ambiente, sostenibles y eficientes energéticamente hablando.

El fenómeno de los techos verdes modernos es relativamente reciente, aunque en los países escandinavos llevan usando cubiertas de pasto durante muchos siglos. Esta tendencia moderna comenzó cuando Alemania desarrolló los primeros en la década de 1960 donde se calcula que alrededor del 10% de los techos en Alemania son verdes.

Se refiere pues a las tecnologías usadas en los techos para mejorar la calidad del aire, el aislamiento acústico y la disminución de la temperatura; tecnologías que cumplen una función ecológica, a través de la colocación de vegetación sobre la cubierta del edificio en vez de tejas.

Esta solución ha sido elegida por la ciudad californiana de Cupertino, para instalarla en el centro comercial de Vallco, con un área de 12 hectáreas comerciales, de oficinas y zona residencial con 800 apartamentos; es decir, abarcará un área equivalente a más de 13 campos de fútbol, convirtiéndose así en el techo verde más grande del mundo.

Aunque la mayoría de proyectos que se apuntan a esta nueva tendencia sean privados, hay algunos gobiernos que ya están legislando a favor de los techos verdes. Es el caso de Francia que exige por ley a las nuevas edificaciones techos verdes y paneles solares, o ciudades como Copenhague donde también existe la obligatoriedad.

Los techos verdes están de moda, y no solo como lugar de recreo o para ayudar al medio ambiente, también para convertir las azoteas de las casas humildes en efectivos huertos urbanos, ¿estaremos ante una ruralización de las ciudades? Sólo el tiempo nos lo dirá.

Fuente: Texto/Imagen