Utilizamos cookies analíticas de Google para realizar un análisis estadístico del tráfico web y mejorar la interacción con los usuarios. Puede configurar las cookies o aceptarlas, según nuestra política de cookies. Al clicar en "Aceptar" o "SI CONTINÚA NAVEGANDO", ACEPTA SU USO.

Blog

HoHo Tower: Sostenibilidad de altura

HoHo Tower: Sostenibilidad de altura

24/09/2015

Actualmente el edificio más alto del mundo es la Kingdom Tower que cuenta con casi un kilómetro de altura, siguiéndole de cerca el famoso Burj Khalifa de Dubai con 828 metros.

Pero… ¿y si hablamos del edificio más alto del mundo, pero de madera? No os preocupéis, ya tenemos ganador. Se trata del proyecto Hoho, un complejo de dos torres hechas en un 75% con madera, una de ellas con una altura de 84 metros y dividida en 25 pisos.

Este nuevo proyecto de 60 millones de euros, que se construirá en Seestadt Aspem (Viena), pretende introducir la reducción del consumo de energía en el proceso de construcción. En palabras del estudio que lo ha diseñado, RLP Rüdiger Lainer + Partner, se afirma que en su construcción, se emitirán 2.800 toneladas de CO2 menos que en una estructura de hormigón, lo que equivale a conducir un coche 40 kilómetros cada día durante 1.300 años.

En su ejecución solo se usarán maderas producidas localmente en Austria, donde el 47% del territorio está cubierto de bosques. Para los pilares, se usará madera de haya, mientras que las paredes y los techos se empleará pícea, un árbol parecido al abeto.

El uso de la madera y la instalación de paneles solares permitirá que el edificio pueda ser considerado pasivo en lo que respecta al consumo de energía, es decir, será prácticamente autosuficiente en lo que respecta a la calefacción y refrigeración. De esta manera el consumo energético en el edificio será de 15 kWh/m²/a (Kilowatios hora por metro cuadrado útil al año), mientras que el consumo medio en Europa es de 130 kWh/m²/a.

Hoho predicará con el concepto Smart City reuniendo bajo el mismo techo trabajo, ocio y familia, ofreciendo servicios de hostelería y restauración, apartamentos y oficinas para alquilar y espacios dedicados a áreas de salud, belleza y bienestar.

La única pega a este proyecto es el tema de la seguridad, cuestión que los precursores del desarrollo están tratando de solucionar con las autoridades, para que finalmente vea la luz en 2018.

¿Será este el futuro de la construcción responsable? como siempre, el tiempo nos lo dirá

Fuente: Texto/Imagen