Con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar el rendimiento de www.construdata21.com, le informamos de que esta web utiliza cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Blog

En nuestro blog encontrará noticias de actualidad del sector de la construcción, interesantes reportajes sobre los proyectos internacionales más asombrosos, compartiremos casos de éxito de nuestros clientes y novedades de Construdata21.

Aplicaciones de la Domótica

Aplicaciones de la Domótica

11/05/2016

Películas, series de TV y series animadas, han predicho durante años la vida en el futuro como un mundo tecnológico en el que la más mínima necesidad se solucionaría con el simple toque de un dedo sobre una pantalla. Pues bien, ese momento, ha llegado. Actualmente, la Domótica incorpora las nuevas tecnologías a nuestras viviendas para facilitar el quehacer diario de sus habitantes proponiendo todo tipo de aplicaciones que contribuyen al bienestar del usuario, a su seguridad y la de las instalaciones, a la eficiencia energética y a las comunicaciones.

Pero, ¿qué nos aporta la Domótica?

  • Facilitar el ahorro energético: gestionando inteligentemente la iluminación, climatización, agua caliente sanitaria, el riego, los electrodomésticos, etc., aprovechando mejor los recursos naturales, utilizando las tarifas horarias de menor coste, y reduciendo así, la factura energética. Además, mediante la monitorización de consumos, se obtiene la información necesaria para modificar los hábitos y aumentar el ahorro y la eficiencia.
  • Fomentar la accesibilidad: facilitando el manejo de los elementos del hogar a las personas con discapacidades de la forma que más se ajuste a sus necesidades, además de ofrecer servicios de teleasistencia para aquellos que lo necesiten.
  • Aportar seguridad mediante la vigilancia automática de personas, animales y bienes, así como de incidencias y averías. Mediante controles de intrusión, cierre automático de todas las aberturas, simulación dinámica de presencia, fachadas dinámicas, cámaras de vigilancia, alarmas personales,  y a través de alarmas técnicas que permiten detectar incendios, fugas de gas, inundaciones de agua, fallos del suministro eléctrico, etc.
  • Convertir la vivienda en un hogar más confortable a través de la gestión de dispositivos y actividades domésticas. La domótica permite abrir, cerrar, apagar, encender, regular… los electrodomésticos, la climatización, ventilación, iluminación natural y artificial, persianas, toldos, puertas, cortinas, riego, suministro de agua, gas, electricidad…)
  • Garantizar las comunicaciones mediante el control y supervisión remoto de la vivienda a través de su teléfono, PC…, que permite la recepción de avisos de anomalías e información del funcionamiento de equipos e instalaciones. La instalación domótica permite la transmisión de voz y datos, incluyendo textos, imágenes, sonidos (multimedia) con redes locales (LAN) y compartiendo acceso a Internet; recursos e intercambio entre todos los dispositivos, acceso a nuevos servicios de telefonía IP, televisión digital, por cable, diagnóstico remoto, videoconferencias, tele-asistencia…

Algunas de sus aplicaciones son:

  • Iluminación: Mediante diferentes sensores de presencia ubicados en las diferentes estancias de la vivienda, se controla el encendido o apagado automático de las luces.
  • Climatización: La temperatura en la vivienda se regula mediante termostatos ubicados en las zonas consideradas de día y de noche, teniendo en cuenta las necesidades del usuario y la orientación de la vivienda. Los equipos de climatización, aire acondicionado o calefacción según el caso, se encienden o apagan de forma automática, también en función de las condiciones meteorológicas.
  • Seguridad anti-intrusión: Al activar la función de alarma en la vivienda cuando el usuario la abandona, los sensores de presencia utilizados para el control de la iluminación, las luces, las persianas, la sirena interior,… se ponen a disposición del sistema para simular presencia o para dar cuenta de una intrusión no deseada (encendiendo las luces de la vivienda, activando la sirena interior y enviando un sms al móvil del usuario, o un e-mail, informando de la situación).
  • Alarmas Técnicas: Un detector de humo ubicado en la cocina activa automáticamente la campana extractora respectivamente y la apaga en el momento que se elimina el nivel de humo perjudicial para la salud del usuario; o las sondas de agua colocadas en el lavadero y en los baños informan al sistema para actuar sobre las electroválvulas de corte de suministro de agua, impidiendo que si hay un escape de agua éste continúe y provoque mayores daños. En caso de detectar un fallo en el suministro eléctrico, se activa un sistema de alimentación independiente que permite mantener el funcionamiento de los equipos prioritarios.
  • Persianas y control del riego: En función de la incidencia del Sol en las ventanas, el sistema actúa para subir o bajar las persianas de la vivienda para aprovechar el calor en invierno, o evitarlo en verano, y así tener una casa más eficiente. Al irse a dormir, el usuario puede realizar una bajada general de todas las persianas mediante un único pulsador. Al levantarse, a la hora programada, se suben las persianas seleccionadas. La misma estación meteorológica y el programador horario utilizados para otras aplicaciones, se utiliza también para el control automático del riego del jardín de la vivienda activándose según programación semanal y horaria configurada por el usuario.
  • Comunicación: Pantallas y sensores táctiles, pulsadores,… permiten que el usuario interactúe con la vivienda de una manera rápida y sencilla. Mediante un controlador telefónico, la vivienda se podrá comunicar con el usuario para informar de incidencias y el usuario podrá interactuar con la vivienda para controles puntuales. En el caso de que la vivienda disponga de un Servidor Web, el usuario podrá visualizar e interactuar con cualquier aplicación desde cualquier ubicación que disponga de acceso a Internet, ya sea en la propia vivienda como en el exterior.

Fuente: Texto/Imagen